Ortega

José Ortega y Gasset (1883-1955) es una de las mentes más preclaras de España de todo el s XX. Nació en Madrid, donde desempeñó la cátedra de Metafísica de la Universidad Central. Desde 1936 a 1945 vivió en el exilio. A partir de 1945 visitó España con frecuencia, pero no recuperó su cátedra. En 1923 había fundado la revista de Occidente, y al perder su cátedra fundó con Julián María el Instituto de Humanidades para impartir sus cursos. En torno suyo surgió la llamada Escuela de Madrid, a la que pertenecieron, entre otros, García Morente, Zubiri, José Gaos, María Zambrano, Aranguren y Julián Marías. Su producción literaria es extensa. También escribió mucho en la prensa, a la que estaba muy vinculado por su familia. Al comienzo de la segunda república fue diputado en cortes. Su influencia en la vida de todos los españoles ha sido enorme, pues siempre trató de orientar su filosofía en beneficio de la regeneración de España.

Seguir leyendo «Ortega»

La acción política

Se denomina acción a aquella actividad nuestra, distinta de la labor y del trabajo, a través de la cual mostramos nuestra capacidad para actuar, para hacer algo o para empezar algo nuevo. Mediante la acción mostramos quiénes somos y nuestras diferencias con los demás. De una especial relevancia es la acción política, pues en la política la pluralidad humana se manifiesta de una manera muy especial y el enfrentamiento de intereses se muestra con más virulencia que en otros ámbitos.

Seguir leyendo «La acción política»

Filosofía y arte

Cuando Kant se acerca al arte lo hace en primer lugar a través del gusto, ese buen gusto o falta de gusto que todos tenemos, que es un modo de sentir en el que participan todas nuestras capacidades sensoriales individuales, y también las normas y directrices de la comunidad en la que intelectualmente estamos alojados. Desde el gusto define el arte como la representación bella de una cosa, y nos dice que lo bello nos causa un sentimiento de placer por la idoneidad que tiene el objeto representado para nuestra capacidad de conocimiento. El ideal de lo bello se alcanza cuando en lo representado aparece la figura humana, pues entonces quedan unificados en una misma entidad tanto la figura representada como lo que ella nos transmite.

Seguir leyendo «Filosofía y arte»

Fenomenología

Pablo Picasso | Picasso cubisme, Peinture abstraite, Cubiste

Cuando finaliza el siglo diecinueve no hay una filosofía que domine con fuerza el panorama filosófico. El boom del idealismo había pasado con el positivismo de Comte y las tendencias dominantes eran el psicologismo y el historicismo, que en cierto modo reducían la filosofía a la psicología y a la historia. Edmund Husserl (1859-1938) se propone acabar con esta situación devolviendo la filosofía a su condición de ciencia rigurosa, y su obra da lugar a la tradición filosófica llamada Fenomenología.

Seguir leyendo «Fenomenología»

La Libertad

Se puede decir que un hombre vive en libertad cuando no está sometido a ninguna coacción impuesta por la voluntad arbitraria de otras personas. Esta definición responde a un estar libre-de, y tiene una connotación negativa por cuanto se trata de evitar algo no deseado. En un sentido más positivo la libertad es libertad-para, que es la libertad que necesitamos para construir nuestra propia vida. Las dos acepciones son igualmente importantes, pues, además de que no se puede cumplir la segunda si no se da la primera, están articuladas conjuntamente en un mismo sentir humano de libertad.

Seguir leyendo «La Libertad»

Sobre los existenciales

Estadio, Lleno De Gente, Fútbol, Personas, Evento

Para Heidegger el hombre es el único ser capaz de preguntarse por su propio ser y por el ser de cuanto lo rodea, por lo que su vida es la respuesta a una honda inquietud que brota de un quehacer diario en pos del ser y de los modos de ser de todas las cosas. Y como el ser del hombre es el existir y éste viene limitado por la muerte, el hombre tiene que preguntarse por el sentido de la muerte. Y como nos trajeron a este mundo arrojándonos a él sin preguntarnos nada, tenemos que pensar en el sentido de este estar arrojados. Y como nuestro existir es en realidad un coexistir con otros seres idénticos a nosotros, tenemos que preguntarnos por esta coexistencia. ¿Y en qué se asienta el ser del hombre que se hace estas preguntas?

Seguir leyendo «Sobre los existenciales»